40 Grados de Humor: Un carnaval humorístico

Ña Voceo y sus comadres volvieron a las tablas en un show de humor con una gran producción, celebrando el verano en la Alianza Francesa.

Como inicio nos gustaría destacar que el espectáculo supo gestionar una buena estrategia de comunicación visual que atraiga al público a vivir esta experiencia, lo que no decepcionó ya que desde el primer momento en que uno llegaba a la Alianza Francesa te encontrabas con una ambientación estilo playera tiki bar que nos fue aclimatando para lo que veríamos apenas se abrieron las puertas de la Sala Molière.

La escenografía, al tratarse de un show de humor, fue principalmente de carácter decorativo, adentrándonos al clima veraniego de la obra con elementos playeros coloridos, tacuaras que remiten a estructuras costeras, y una pequeña sorpresa que se agradece: una cortina de luz que dio un toque de glamour al espectáculo.

La propuesta humorística presentó pasos de comedia, pequeñas historias dinámicas y cuadros de baile, sin un hilo conductor más allá de la temática. El espectáculo comienza como un tren de comedia de humor de tono popular, presentándonos un pequeño universo de personajes -algunos ya conocidos por las redes sociales- que estos actores y comediantes dominan a la perfección. 

Hugo Robles, multiganador de los Edda en la última edición, ingresa con el personaje de Ña Voceo, que se ha vuelto muy popular durante la pandemia, mostrándonos su lado humorista. Además de su fluida interpretación destaca por el juego de interacción con el público, teniendo gran habilidad para robar carcajadas y usar la energía de los presentes dentro de su ocurrentes improvisaciones. 

La adición de Rodrigo Paiva, exitoso tik-toker que hace su debut en tablas en esta oportunidad, inicialmente acompaña bien la escena pero le ha costado sostener en solitario su cuadro protagónico, al menos en la función en la que estuvimos presentes. Kathia García suma a la escena con su personaje, aunque conociendo sus habilidades de comedia y actuación en general, nos hubiese gustado verla con un rol más protagónico y con mayores intervenciones, que estamos seguros habrían logrado elevar la puesta.  

Sandra Kúku Flecha brinda un tono entre millenial y centennial de comedia, buscando a su enamorado por los diferentes puntos del país, presentando un número de baile bastante impresionante destacando por su frescura y dominio corporal escénico. 

Gustavo Corvalán es quien realmente se lleva la ovación del público en varios momentos, tanto con el personaje de Elba como el de la señora que robo el Jakaré Irupé, viral del cual el actor hace un monólogo final que remata para bien el espectáculo llevándolo a su punto máximo de comedia. 

Resaltamos además la presencia de los bailarines que con llamativas coreografías otorgan un toque juvenil y fresco, y por momentos con intervenciones escénicas, destacando dentro del cuerpo a Fabio Esteche quien claramente con más formación actoral y experiencia aporta elementos interesantes desde su rol. 

La decisión de sumar números de baile con los personajes principales, con coreografías de acuerdo a las habilidades de los actores, es un recurso inteligente que nos permitió conocer aún más habilidades de nuestros comediantes favoritos. 

El show retorna este sábado 27 de febrero a las 20:30hs en el Teatro Municipal de Fernando de la Mora. El acceso es libre y gratuito previo retiro de entradas hasta completar el aforo permitido, las mismas son entregadas en horario de oficina de 7:30 a 13:00 h en la Secretaria de Arte y Cultura del Municipio.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: