Cadete amarilla, Mi Hijo: Un Desaparecido en tiempos de Paz

Un  relato de Patricia Aguayo, directora de este audiovisual que retrata la búsqueda incesante de la verdad y justicia de una familia sumergida en el dolor por la pérdida de su hijo. Te compartimos una reseña del documental y las razones por las cuales no lo debes dejar pasar de largo. 

En junio de 1988, un trágico suceso tocaría las puertas de la Familia Amarilla, Marcos el hijo mayor de una familia de extensa tradición militar, había muerto. El joven cadete del Liceo Militar N° 2 “Juan Francisco López” de Encarnación es a quien Patricia Aguayo Royg retrata en esta película documental digna de ser vista, en donde se encarga de mostrarnos esta dolorosa historia con un tono en blanco y negro.

Según la ONG Serpaj Paraguay, desde 1989 a 2012 se han registrado 147 muertes de cadetes, dentro los cuarteles donde prestaban servicio, 71 de ellas eran adolescentes de entre 12 y 17 años. Sólo 8 de las 147 muertes fueron aclaradas y cuentan con sentencias. En un filme de alrededor de 66 minutos de duración, Aguayo nos proyecta un caso emblema de estas desapariciones en supuestos tiempos de paz, el ultimo año de la dictadura, a través de entrevistas realizadas a los padres, hermanos, abogados y hasta a los sospechosos del crimen.

Teresita  Benítez de Amarilla, madre de “Marquitos” relata como desentrañó el particular suceso de la muerte de su hijo. La médica de profesión revela en su testimonio, que al contrario a la hipótesis que se manejaba hasta el momento por las autoridades debido a una esquela supuestamente escrita por Marcos antes de morir,  la muerte de su hijo no fue un suicidio sino que allí adentro había algo más turbio, Marcos había sido asesinado. 

La directora de esta cinta con perfecta claridad destapa el secretismo de las fuerzas armadas y la total impunidad que lo alberga. En un caso con pruebas poco concluyentes, una esquela, un parte médico determinativo y el notorio hecho que ningún juez local ni ningún fiscal, ha tenido participación según declara el documental.

Tras años de intensa lucha, la familia Amarilla no encontró sentencias ni asesinos, ni en la justicia militar, ni en la ordinaria. El crimen hasta ahora sigue impune. Aunque este documental representa un hecho muy importante al aumentar la notoriedad del crimen Amarilla y es asi que mediante su trabajo en este precioso documental, Patricia Aguayo Royg se une a la lucha por exigir justicia ante un hecho que quedó olvidado por las autoridades cívicas y militares de un país.

“Cadete Amarilla, mi hijo” forma parte de la cartelera del Ciclo de Cine Nacional del teatro latino y tendrá funciones: el domingo 19 y miércoles 22 de enero, y una última función el sábado 1 de febrero. Todas las proyecciones serán a las 20:30 hrs en el Teatro Latino (Teniente Fariña e Iturbe, Asunción). Las entradas están a 25.000 Gs.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: