Casi Casi Una Familia Normal: risas, peleas y amor de familia

Casi Casi Una familia Normal subió a las tablas el sábado pasado en el Teatro de las Américas del CCPA, acompañamos el estreno y te contamos que nos pareció la obra.

La obra trata sobre dos ya ancianos padres que invitan a sus hijos a un fin de semana en familia ya que no los ven hace mucho tiempo, incluso los hermanos están emocionados de verse, pero ahora todo es diferente desde la ultima vez que estuvieron juntos. Entre juegos y caipiriñas se van revelando sus propios conflictos y ciertas verdades que son el punto base de las emociones de la obra, desde la comedia hasta el final que tiene una sorpresa preparada.

Principalmente destaca el libreto que está escrito por Marcos Díaz, un joven director quien a su corta edad hace realmente un muy buen trabajo, que se refleja en el gran humor logrando que la gente explote de risa en su asiento, el humor es paraguayo pero no el cliché al que muchas veces la audiencia esta acostumbrada y aunque la comedia es lo más importante en este caso, de igual manera toca puntos muy sensibles dentro de la relación de la familia, y juega muy bien con la química familiar, desde la relación entre hermanos que se llevan mejor unos con otros, o hijos que reciben un poco mas cariño por parte de los padres y la relación con los cuñados.

En cuanto a las actuaciones, desde nuestro punto de vista la que más destacó fue Natalia Nebbia, quien después de un tiempo vuelve al teatro con su personaje de la hermana sargentona quien pisa fuerte el escenario desde el principio y es quien dirige la comedia con sus reacciones y su boca floja. Obviamente destaca el Señor Jesús Pérez quien desde el principio de la obra está en el escenario, un padre que se encuentra en una transición a la senilidad, un personaje al que el actor logra sacarle el jugo en cuanto a lo cómico, pero que lleva la responsabilidad de que la gente debe de conectar emocionalmente para que la obra verdaderamente funcione.

Jesús esta acompañado por Miryan Sienra, esa madre que hace de anfitriona pero que saca las garras conforme pasa la reunión, en una actuación amorosa pero atrevida. El personaje de la hermana menor lo interpreta Sandra Kuku Flecha quien cargada de energía, cierta simpatía y capaz arrogancia por momentos aparece acompañada de su marido interpretado por Jorge Heisecke que igualmente logra encarnar al cuñado pesado, chistoso pero odiado.

Carlitos Ortellado interpreta al hermano del medio, el apuesto padre de familia que no puede ocultar ese odio hacia su cuñado por una razón que se revela durante la obra y que igualmente intenta buscar el equilibrio entre los miembros, Jorge Fernández, a quien vimos dirigir varias obras y por primera vez lo vemos actuar este año, representa al hijo menor, el mimado, al que todos intentan controlar y que intenta abrir su espacio para hacerse respetar, haciendo una pieza clave para la obra manejándolo con una buena interpretación.

Por último Antonella Zaldivar interpreta a Sheila, la novia acompañante del hijo menor, un personaje extraño que al principio no se entiende muy bien, pero que crea un caos hilarante y es que su papel tiene algo oculto que igualmente te hace explotar de risa por como lleva las cosas al extremo.

Es siempre importante para nosotros poder salir de una Función cargados de una buena energía que se logra por un trabajo bien hecho, y que va en combinación desde como ya mencionamos el libreto, la buena dirección y por supuesto las interpretaciones de los actores que crean esa magia para que el público finalmente acompañe con los aplausos y risas pero que como toda buena obra deja algo de que hablar tras salir de la platea.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: