Día de Visita, de la cárcel al teatro


Una muestra de como el teatro nos muestra realidades que a veces nos son invisibles, y nos permite en este caso entrar a la cárcel de mujeres y poder vivir una historia basada en verdaderos testimonios de las reclusas de un penal, en una obra representada fuera de un escenario común donde la interacción con la audiencia te transportan a esos momentos.


La obra comienza desde antes de entrar al Cepate que se convierte en un penal de donde salen las celadoras, a poner orden para el control de entrada al mas puro estilo paraguayo, mostrando una autoridad intimidante llena de ofrecimientos turbios, presentando las reglas en la primera interacción con la audiencia.


Luego de pasar la seguridad del penal te encontras con el patio donde las reclusas comienzan su día a día, un negocio sin fin desde el micro tráfico, el tire y afloje de los guardias, las jerarquías y negociados de privilegios. La cárcel es un mundo paralelo donde cada una tiene un lugar y debe de aprender como funcionan las cosas y donde el dinero, la violencia y el miedo controlan todo en el edificio.


Uno de los grandes éxitos en esta obra es la selección del espacio, trabajado de muy buena manera, marcado por las luces que guían las diferentes escenas llevándote desde el patio hasta dentro de las celdas de la prisión, haciendo al público moverse para poder seguir la historia que en momentos está frente a vos y otros puede estar directamente a tu lado dependiendo del lugar que elegiste.



Pero realmente lo que creemos, fue el atributo mas importante que da a esta obra algo realmente especial y es bastante difícil de encontrar en la dramaturgia contemporánea nacional, es por un lado la profundidad de la mayoría de los personajes que no solo están presentes en la historia por una razón de causa efecto, si no que tienen una historia detrás, una razón detrás de su personalidad que se combina con las grandes actuaciones de las interpretes, que manejan muy bien tanto los momentos de humor como las partes emocionales cumbre de la obra. Cada una de estas actrices con un personaje de personalidad tan marcada se siente como una pieza realmente importante dentro de la historia, destacando especialmente la actuación de Katia García, en quien recae la parte mas emocional y fuerte de la historia llevándola excelentemente.


Y ya hablando de las interpretaciones y los personajes creo que realmente lo mejor de la obra esta en el trabajo del dramaturgo y director, Cesar Portillo quien empieza esta obra como parte de sus estudios de teatro, llevándolo al verdadero escenario de esta obra, la cárcel donde agrupó los testimonios en los que se basó esta obra tan humana, en un lenguaje tan auténtico y acorde que te no te hace salir de la historia por ningún segundo y te invita a querer saber mas de la historia detrás de estas personas.


Realmente no existe manera de expresar la importancia de este tipo de obras que te permite poder ver realidades de nuestra sociedad que realmente pasan desapercibidas antes nuestros ojos, emocionando-nos y haciendo-nos reflexionar acerca de este tipo de temas. Tanto que la persona en la cual fue basado el personaje principal, Nani, acaba de terminar su condena y fue a ver la obra llena de emoción e incluso dando unas lagrimas de agradecimiento al ver su historia, por haberle brindado una voz.



Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: