El cantar de los cantares: Hilvanando las grandes historias de amor

Tras su breve temporada a inicios de marzo y funciones canceladas a raíz de la pandemia, la obra que celebra los 50 años de carrera artística del maestro Agustín Nuñez, reestrenó en el Teatro de las Américas del CCPA.

Con unas emocionantes palabras por parte del maestro Agustín Nuñez en referencia a la resistencia del arte durante la pandemia y la felicidad por volver, con una obra que dentro de la nueva realidad cobra aún más vigencia. Se dió inicio a la puesta que decidió retornar esta vez en un teatro amplio, dejando atrás el patio del Teatro Municipal que sirvió como primer escenario de la puesta. 

¨El Cantar de los Cantares¨ es una propuesta teatral en homenaje a los 50 años de trayectoria artística del maestro Agustín Núñez, en la cual el elenco representa diferentes estilos y géneros teatrales conjugados en una obra que apuesta por el amor en las diferentes épocas y concepciones, justo en este momento que nos toca vivir en medio del odio y la violencia.

La obra parte de un texto bíblico bastante particular, ya que no entra dentro de los principales géneros y cuya estructura ha desarrollado diferentes teorías, su forma se plantea como un poema de amor conyugal a voces o cantos alternos, ajeno a todo plan organizado, lo que crea un escape de categorizaciones, siendo el centro de este pasaje los enamorados, el deseo de verse y el amor profundo entre ambos. Estas últimas palabras del  párrafo anterior podemos utilizarlas para describir la propuesta de Agustín Nuñez cuya línea principal es la naturaleza del amor en pareja en sus diferentes formas.

Utilizando los textos de reconocidos poetas y dramaturgos como Shakespeare, Benedetti, Susy Delgado, Halley Mora, Armando Manzanero, Charles Aznavour, Konstantino Kavafis, Pablo Neruda, Edith Piaf y Alexandre Dumas, entre otros. Combinando estos textos con varios lenguajes, entre ellos el registro actoral diverso, que va mutando en las diferentes escenas resultado de los mismos textos, desde la naturalidad, pasando por el teatro clásico y un estilo clownes que deriva de la época de la Comedia del arte, en armonía con la música y el movimiento. 

Junto con el registro actoral, Nuñez además propone abordar la obra desde la música y el movimiento, donde destaca el trabajo coreográfico de Macarena Candia quien también forma parte del elenco, mostrando tanto su propia destreza técnica como intérprete, al igual que como proponente además del lado físico de la puesta que permite una construcción interesante en los personajes, pero principalmente porque llegamos a escenas en las que la corporalidad del actor revela una profundidad emocional mayor que el mismo texto, pero que a su vez, por momentos, evidencia a aquellos que tienen menos entrenamiento en este campo. 

También vemos una especial atención al planteamiento música, la banda sonora que va apoyando cada escena, con estilos sumamente eclécticos, tal cual como las escenas, vamos desde  música con sonidos medievales a canciones relativamente modernas que aportan a los momentos escénicos de un valor agregado.

Hablando sobre los intérpretes encontramos primeramente a Macarena Candia, cuyo trabajo mencionarnos anteriormente, destacando además por su presencia en escena a través de los movimientos, creando momentos visualmente muy atractivos tanto al inicio como en el cierre de la puesta. 

Miliki Chaves, ganador del premio Edda como revelación en su primera edición, vuelve a ser Romeo, tras “From Shakespeare with Love?”, al igual que varios otros personajes que van mutando entre los diferentes registros, siendo bastante distinguibles uno del otro pero manteniendo de alguna manera su esencia como actor sin que esto se vea como un impedimento en la construcción, una característica muy destacable como intérprete.

Gabriela Baéz, tiene una notoria y destacable comodidad dentro del lenguaje más clásico y fluye también entre varios personajes resaltando por su calidad vocal potente y fuerte presencia en escena que la destaca por sobre los demás durante varios momentos de la puesta convirtiéndose en una de nuestras favoritas de la noche. 

Walter Mers muestra su melodiosa voz y destaca especialmente con el texto “Puedo escribir los textos más tristes esta noche” de Pablo Neruda, mostrando una comodidad y notoria organicidad en escena.  Por último Lara Chamorro y Luis López, este último quien sumándose a la propuesta reemplazando a Koki Delvalle, tanto Chamorro como López destacan en varios momentos de la obra, especialmente por el humor en sus intervenciones.

La puesta se desarrolla en caja negra, con tules utilizados como bambalinas, tal vez buscando plantear un lado más lírico o etéreo al espectáculo, el cual seguramente en su momento se veía potenciado dentro del patio norte del Teatro Municipal, con sus muros antiguos, cierta vegetación más acorde con la propuesta general de la puesta, especialmente el vestuario de cierta reminiscencia romántica de estilo “Sueño de una Noche de Verano”.

La escenografía va transformándose a partir de una tela que divide el proscenio del resto del escenario para ciertas escenas más puntuales, y que en el sentido funcional sirve para el cambio de elementos en la zona central con puntuales elementos que componen las diferentes escenas.

Si bien la idea de realizar un recorrido por algunas historias de amor del arte que van desde el clásico Romeo y Julieta, hasta una representación de los Puentes de Madison es una propuesta interesante, queda de cierta manera opacada por algunas decisiones de dirección sobre todo en las transiciones entre escenas que terminan abruptamente perdiendo cohesión entre las mismas, pero igualmente logrando entretener y divertir a la audiencia. 

Nuñez, con un joven y emergente elenco va hilvanando diferentes historias, entre ellas clásico universales explorando ante nuestros ojos el amor en sus distintas formas dentro del género humano, centrándose principalmente en una construcción relativamente tradicional, pero con ciertos momentos donde presenta temas un poco más diversos o incluso abordando ciertos temas del amor con gracia hacia lo melodramático.

El cantar de los cantares se despide con dos últimas funciones viernes 4 y sábado 5 a las 21:00hs en el Teatro de las Américas del CCPA con venta de entradas exclusivamente con pre ventas a Gs. 50.000 las cuales pueden ser adquiridas al 0972 344-699. 

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: