El Enfermo Imaginario: El padecimiento de la ingenuidad

El Clásico de Moliere se presenta en la Alianza Francesa bajo la dirección de Marcela Gilabert, protagonizada por Silvio Rodas y la ganadora al Edda a Mejor Actriz Principal, Natalia Cálcena.

Argán, un hipocondríaco burgués, obsesionado con los médicos y las medicinas hasta tal punto, que hace lo imposible para que su hija Angélica se case con un doctor. Ella tiene otros planes..así como su madrastra Belisa que persigue su propia agenda. Pretendientes y doctores causan desopilantes confusiones mientras que Beraldo trata de razonar con su hermano Argán. Pero nadie puede engañar a la astuta e irónica criada Antonia cuyo ingenio es clave para la disolución de los enredos.

Pocas veces tenemos la fortuna de ver una obra del repertorio clásico universal en la cartelera asuncena, es así que tener una en escena actualmente, es una gran oportunidad de ver el trabajo de estos grandes escritores que han desafiado el tiempo con sus obras, abordando problemas que hoy en día seguimos afrontando, como esta pieza en la cual Moliere nos habla a través de la sátira de la arrogancia médica y de la prepotencia guiada por la pura ingenuidad mal influenciada de la burguesía.

 

Silvio Rodas, a quien se le ha asignado recientemente el bien merecido galardón de Maestro del Arte. En esta oportunidad, en contraste con lo que nos ha presentado  anteriormente este año, el personaje de Argán que como protagonista es la columna vertebral de esta pieza, iniciando con un gracioso monólogo, deleitándonos con su manejo de líneas y detalle de su voz delicada y convaleciente, combinada con la languidez de sus movimientos.

Natalia Cálcena, cuyo papel le viene como anillo al dedo, se muestra sumamente dúctil, teniendo en cuenta que solo hace unas semanas finalizó la obra “El Triciclo” con un rol completamente diferente. En esta oportunidad interpreta de Antonia, la criada del protagonista, en una actuación pícara, rebelde con sus movimientos potenciados y ansiosos que brindan la dosis perfecta de humor con dinamismo.

La escenografía se presenta con un entelado de fondo luciendo los colores de la bandera francesa acompañado de una cohesión entre los elementos de madera, aunque con un tono naranja casi fosforescente que corta bastante el estilismo de la obra. Los vestuarios clásicos colaboran gratamente al humor de la obra y sus personajes. 

Miranda Di Génova y Alan Jara quienes interpretan a los amantes, dos actores muy jóvenes que funcionaron perfectamente dentro de la obra, aportando gran frescura, energía y humor a la puesta, Miranda se ve muy dulce y simpática dentro del escenario mostrando un fuego interno adolescente. Alan tiene un gran humor no solo en sus movimientos sino principalmente en su mirada, hasta se podría describir como un looney toon por sus expresiones dignas de caricatura.

El escenario se llena de personas en varios momentos, y uno de ellos es el prometido del personaje de Di Génova, interpretado por Augusto Toranzos, quien al ingresar domina la escena con un extenso monólogo que maneja a la perfección, expresiones sumamente caricaturescas y exageradas que roba risas desde su primer momento en la puesta. El actor además interpreta al Doctor Purgon que entra como una figura casi demoníaca a escena pudiendo ver un contraste bien diferenciado entre los roles interpretados. 

La mujer de Argán, interpretada por María Lourdes Agüero,  presenta un elegante dibujo de la mujer de la época dotando a su personaje con gran sensualidad y picardía, aunque faltó un poco de fuerza en su momento cumbre no pudiendo llegar así a sentirse un personaje igual de desarrollado al de los compañeros de elenco.

El Notario Daniel Vuyk quien también interpreta dos personajes completamente diferentes, siendo más efectivo el Notario, con movimientos densos y una expresión controlada que saca muchas risas también se convirtió en uno de nuestros personajes favoritos y destacados en escena. El último personaje en ingresar es Christian Olmedo, interpretando al hermano del protagonista quien con gran manejo de la ironía se burla e intenta hacer entrar en razón a su testarudo hermano.

Un elenco divertidamente disparejo, en cuanto a casting se refiere, actores de larga trayectoria y rostros recién estrenados en las tablas a nivel profesional, una diferencia que no molesta para nada en el escenario, al no verse enormes diferencias más que en la técnica vocal, especialmente en el uso del lenguaje de manera cómoda al igual que el ritmo de comedia bien logrado como conjunto general. 

Un destaque a la dirección es el cuidado a los detalles cuando todos los personajes están juntos en escena, como cada uno de ellos va aportando y reaccionando a la escena principal. También la búsqueda por algo distinto dentro del clásico sin desarmarlo por completo, ya sea en chistes dentro del lenguaje utilizado como así también la fiesta en la que acaba la obra.

La obra continua con funciones los Viernes y Sábados a las 21 hs Domingos a las 20 hs en la Sala Moliere de la Alianza Francesa de Asunción con entradas en venta en RED UTS.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: