Kuña Rekove (Pave’ỹ): Un osado homenaje y un viaje testimonial por la vida de mujeres paraguayas

Edda de los Ríos dejó atrás un gran legado, parte de él una obra dramática basada en un estudio social sobre la vida de la mujer campesina paraguaya. A 17 años del estreno y como homenaje a la creadora, Paola Irún y Enborrador traen esta obra de vuelta a las tablas en una versión libre.

Primeramente hay que decir que fue bastante osado haber encomendado este homenaje a una compañía como Enborrador, que en definitiva se distingue no solo por sus puestas que quiebran el modelo escénico que conocemos, sino por la manera en la que arman sus obras saliendo de lo convencional, creándolas en laboratorio experimental e integrando a los actores como parte de ese proceso. La verdad es que el resultado: Kuña Rekove (Pave’y) es una obra casi completamente diferente, sale de ser una reposición a ser una obra nueva, pero que mantiene la esencia de la original.

La obra se centra en el testimonio de 7 mujeres, una dirigente campesina, una mujer indígena, una mujer transexual, una luchadora contra la gordofobia, una trabajadora por el derecho de las empleadas domésticas y en general mujeres quienes han sobrevivido a la violencia social de nuestro país. Se suma a esto, la vida del elenco, la directora, incluso Edda misma y una gran cantidad de mujeres encuestadas a quienes preguntaron qué las hace felices? qué cambiarían y que no, un secreto que no hayan contado a nadie, el primer episodio de violencia que recuerden en su vida y por último si alguna vez se sintieron invisibles.

La obra te lleva por todo un universo de emociones, te hace reír a más no poder y llorar de amargura, sentir la tensión, la pena, los momentos de felicidad, ternura y posiblemente puede llevarte hasta el orgullo, de hecho personalmente podemos decir que es la única obra que nos ha sacado una cuantas lágrimas, con un sentimiento indescriptible saliendo del teatro.

Kuña Rekove (Pave’y) te presenta esas historias que nos pueden parecer tan cotidianas, que hasta pasan como invisibles y a la vez tan polémicas, que las hemos visto en los medios pero que difícilmente las podríamos entender o podríamos empatizar si no fuera por esta íntima representación.

“No necesitas salir fuera del país para poder vivir este tipo de emociones.”

Tal cual como la directora se refiere a la música y efectos, la dramaturgia musical está inteligente y estratégicamente realizada en vivo acompañando la obra en todo momento, lo que ves en el escenario está bien ejecutado, todo parece estar pensando y tener un por qué dentro de la puesta, se ve el trabajo de Dahia Valenzuela y Margie Nielsen quienes complementan la obra con su propia coreografía y precisión en cada sonido de la puesta.

La obra cuenta con pocos elementos en el escenario, las luces, un sutil audiovisual, los instrumentos de la dramaturgia musical y los más importante, un sillón, un sillón tan metafórico y relevante en la obra que no queremos revelar su significado ni importancia dentro de la misma, por lo que tendrán que verlo por ustedes mismos, pero sí podemos hablar de un gran trabajo de Arte de Carlo Spatuza que da un toque esencial a la puesta en general con su dirección de arte.

Paola Irún nos hablaba de la dificultad de crear la obra y esto fue más claro de comprender al ver que está llena de sutilezas y simplicidad, para que te puedas concentrar en lo importante, «la historia», lo que te quieren contar y la imponente actuación de las tres actrices. Si tuviéramos que definir a cada una de las actrices en una palabra diríamos que Ruth Ferreira es ternura, Regina Bachero es el Dolor y Kathia García es fuerza. Con solo haber visto a las 3 actrices en las fotos del elenco ya sabíamos que debíamos prepararnos para algo grande, pero no sabíamos de verdad cuanto, cada una de ellas destaca perfectamente trabajando como mínimo 3 personajes y hasta incluso llevan el desafío de ser ellas mismas durante la obra.

“Anda al Cirque du Soleil para deslumbrarte y divertirte, pero si de verdad queres sentir debes ver Kuña Rekove (Pave’y) y es que de verdad ni todo el despliegue que a tus ojos otro espectáculo pueda ofrecer, podrá competir contra las emociones que puede causarte esta obra.”

Por ultimo nos gustaría destacar el fuerte mensaje de la obra y es que como la directora nos mencionó en una entrevista, la idea no fue representar a la mujer, si no abrir el espectro. Más que una víctima, más que un ejemplo, más que cualquier otra cosa, encontrarán en la obra la verdad de una gran cantidad de mujeres, una verdad en la cual reflexionar desde donde estés y cuál sea tu papel/rol en la sociedad.

Para leer un poco más de la obra:

View story at Medium.com

 

View story at Medium.com

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: