La Ternura: Las similitudes que nos unen

El elenco teatral Lampium de Ciudad del Este, presenta la obra escrita por el dramaturgo español Alfredo Sanzol, bajo la dirección del argentino Mario Vedoya, en 3 últimas funciones en el Arlequín Teatro.

“La Ternura” es una comedia romántica en donde el autor homenajea a Shakespeare utilizando muchas de las características de sus obras. La historia inicia con 3 mujeres decidiendo escapar de sus desdichadas vidas al lado de los hombres, huyendo a una isla desierta donde podrán recomenzar en soledad. Pero el destino les reserva una inoportuna sorpresa, ya que esa isla ya era habitaba hace 20 años por 3 hombres que llegaron allí también huyendo de las mujeres.

Pocas veces tenemos la oportunidad de ver en la cartelera Asuncena obras que vienen del interior del país, en este caso el elenco Lampium es el grupo que ha salido en la aventura de las giras en varias ciudades de nuestro país e incluso llegando al exterior.

La obra La Ternura que fue escrita por Sanzol, es como él mismo lo refiere un homenaje a Shakespeare, donde podemos ver varias características, especialmente su comedia. Un lenguaje rebuscado acorde a la época con gran utilización de la metáfora y en alusiones a lo figurativo y poético. La obra aborda cuestiones de género llevadas en gran parte por el estereotipo, aunque mirándolo de cierta perspectiva mientras transcurre la obra se empieza a hablar sobre las similitudes humanas que van más allá del género e incluso se aborda al amor que trasciende lo físico.

En cuanto a las actuaciones, el desafiante texto característico propone algunos problemas al elenco, especialmente de ritmo, aunque esto lo compensan con buena interpretación en lo interno dentro lo poético y especialmente la energía que cada uno de los miembros del elenco le impregna a la puesta.

Destaca del conjunto Lissa Vecca como la Reina Esmeralda con su gran potencia vocal y sus hilarantes expresiones, especialmente en sus batallas con el padre de la isla, el Leñador Marron Juan Orlando Riveros, que con su actitud tosca brinda una tensión y movimiento a la escena.

Una increíble coordinación que hace que uno de los planteamientos más difíciles de la obra vaya por buen camino generando sorpresa y gracia, es la que lleva a cabo Darío Fleitas, que interpreta al Leñador Verdemar, el actor hace pareja en escena con Raquel Bareiro como la Princesa Rubí, la más intrépida de las hermanas con gran presencia escénica y un buen uso de la voz. Los hijos menores interpretados por Cindy Elizeche como la Princesa Salmón y el Leñador Azul Cielo, interpretado por José Méndez, muestran mucho humor llevado desde la ingenuidad de la juventud

Una escenografía bastante interesante con un fuerte peso visual por el fuerte rojo de los caños del andamio que imita los corrales de comedia antiguos, justamente de la época del autor homenajeado. Esta disposición con niveles generan un gran dinamismo en el escenario, las escenas son realizadas en diferentes espacios y altura, lo que le da diferentes climas. También carga visualmente el espacio los vestuarios en los colores que dan nombre a los personajes, con reminiscencias también a la época pero con una licencia de toques modernos y detalles que se disfrutan desde la platea.

La obra se despide de Asunción este fin de semana con funciones los Viernes y Sábados a las 21 hs y Domingos a las 20 hs en el Arlequín Teatro con entradas a 60.000 Gs. 

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: