Se Derrite: Una pícara y refrescante comedia veraniega

La temporada teatral presencial ha iniciado temprano este año con una comedia de verano escrita y dirigida por Alfredo Miliki Cháves, protagonizada por Fátima Fernández Mercado, Manni Delvalle y Dani Ruiz en el Teatro Latino.

Entre los mosquitos, el asfalto hirviendo y los cortes de luz, hay muchas historias que contar. Ya sea en un lago, en un quincho familiar o tomando un helado, el verano eterno es parte de nuestra identidad, y también es la identidad de nuestra obra. Cuatro comedias breves actuadas por un elenco de tres, con el haku Paraguay como hilo conductor.

Miliki Chaves, ganador del premio Revelación en la 1ra. edición de los Premios Edda, propone un espectáculo de circuito comercial que se encuentra al filo entre una comedia de texto y un show de humor, integrando 3 historias y un monólogo que tienen como eje central el verano paraguayo y sus particularidades.

Con una apuesta bastante diferente a lo que nos tiene acostumbrados, Miliki Chaves consolida ciertas características de su escritura, destacando el humor dentro de la cotidianeidad de una situación singular, agregando momentos de tinte poético – algo en lo que ha activado especialmente en el 2020 con varios proyectos en el área.

Es justo decir que la lancha no arrancó en la primera escena: aunque hubo algunas risas, la primera historia toma un poco frío al público que se va aclimatando lentamente con la comedia. No es sino hasta en la segunda escena, en la que el monólogo que mezcla momentos que se desatan en la poesía y con humor sostenido en la interacción con el público, cuando Manni Delvalle logra comprometer al público, encendiéndolo para las siguientes escenas que funcionan de forma mucho más efectiva.

La propuesta tiene en cartel a tres jóvenes actores, Fátima Fernández Mercado, Manni Del Valle y Dani Ruiz Galli, quien se estrena en esta obra. Fátima Fernández Mercado pisa firme en la comedia junto a sus compañeros de escena pero destaca especialmente en la segunda historia, donde vemos a un personaje bastante distante a lo que conocemos de la artista y mucho más compuesto de lo que solemos ver de ella, que de por sí da gracia desde el primer momento que aparece en escena y sin siquiera brindar palabras aún, liderando enérgicamente el segmento con un buen manejo del timing.

Manni Delvalle brinda no sólo su solvencia como actor sino que brilla principalmente por su trabajo como gran humorista que es, talento que para nada se debe subestimar, teniendo la aparente libertad de intervenir con chistes que hacen referencia a sus momentos humorísticos digitales que ya lo posicionan como referente, sin por ello renunciar a interpretar personajes con la consideración debida.

Dani Ruiz Galli, aunque presenta ligeras faltas técnicas como escasez de matices (por momentos) o proyección que seguramente irá puliendo conforme vayan pasando las funciones, tiene una muy buena primera experiencia ante las tablas a nivel profesional, incluso cabe destacar que se ha llevado la ovación del público en una oportunidad.

La apuesta en general es bastante simple y está basada principalmente en los actores, con elementos escenográficos seleccionados para insinuar dónde se desarrolla la escena. Se pasa de historia a historia con canciones tropicales actuales que amenizan y entretienen, aunque estos momentos se vuelven un poco largos por la reubicación de elementos que podrían asumirse o simplificarse para mantener arriba el ánimo y ritmo de la propuesta. También esto podría resolverse con un recurso audiovisual como el ya utilizado en una escena -la cual no tiene mucha relación con el verano-, lo que brindaría un hilo cohesivo emocional y haría que el conjunto vaya de forma más fluida.

En general el espectáculo es una comedia pícara, divertida y refrescante, que ha tenido la buena decisión de dejar la pandemia afuera -lo cual se agradece-, convirtiéndose principalmente en una propuesta para pasar bien y entretenerse pero que no deja de ser crítica sobre la sociedad, dando golpecitos de codo disimulados entre chistes que también nos invita a reflexionar sobre realidades presentes.

La obra continúa en el Teatro Latino, con funciones los sábados a las 21 hs. y domingos a las 20:30 hs. Entradas anticipadas a 50.000 Gs. y 70.000 Gs. en boletería. Cupos limitados siguiendo con las medidas sanitarias.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: