La Danza de las Patas Cortas: Abriendo los armarios con humor

La comedia escrita por Alfredo Chavez, bajo la producción de Teatro Menguante, estrenó el pasado sábado en el Balcón de Equipo Teatro. Asistimos al estreno y te contamos lo que nos pareció.

¿Hasta qué punto el hombre puede sostener una mentira?
Dos personas que no deberían estar en una habitación intentan escapar con urgencia para no hacerse cargo de las implicancias de su encuentro. En el afán de escapar, el público descubrirá lo secretos mejor guardados de estos personajes y juzgará si hay un héroe o si todos son villanos.

La obra se lleva a cabo en el Balcón de Equipo Teatro, donde antes de comenzar la función se realiza una feria de piezas de arte Queer, proyecciones, ilustraciones, cuadros, llenan los pasillos y antes se dar sala se realiza la proyección del corto paraguayo Lucia/o de Sonia Moura.

Pero ya centrándonos en la obra, desde el principio llama la atención el excelente uso del espacio y los recursos disponibles, especialmente de una característica muy específica del Balcón, una puerta de vidrio o ventanal colorido translucido, que muchas veces vemos cubierto, esta vez termina siendo algo clave en la narración y los chistes de la obra a través de las siluetas que se generan con él, dando esa esencia de motel donde ambos personajes están atrapados, con muy pocos elementos y la iluminación, que a nuestro parecer si podría haber tenido variaciones en algunos momentos saliendo del rojo.

En cuanto a la actuación destaca sin duda, Henry Fornerón,con su interpretación de Héctor, este personaje de movimientos súper amanerados y ultra verborrágico, desbordando energía y dinamismo, dando en el clavo prácticamente a todos los chistes, haciéndote reir con cada pequeña intervención que hace con simplemente sus expresiones y su reacción.

Manuel Meza que representa a Juanpi, la antítesis completa de Héctor, el gay del clóset tapado que lleva una doble vida y que vive batallando con estas contradicciones en su cabeza acerca de lo que dice lo que hace, interpretado de una forma bastante natural incluso hasta en el lenguaje y los modismos característicos de una cierta clase social. Alejandro Acosta, que interpreta al personal de servicio del motel donde se desarrolla esta historia, ingresa ya después de la mitad de la historia pero cuya participación suma muchísimo al humor en los últimos momentos de la obra.

Pero realmente lo que pone todo funcional es tanto el libreto, como la dirección de Alfredo Chávez,  quien logra plasmar muy bien la realidad metiendo muchísimo humor a la hipocresía que existe en la sociedad sin hacer que se sienta como un panfleto, sino simplemente como una obra muy muy cómica y algo osada, que saca todo del closet y  guiña el ojo a muchos, presentando una situación algo descabellada pero completamente posible. De hecho nos animamos a decir que si no fuera por los tabúes que giran aún en Asunción y Paraguay, el libreto fácilmente  podría ser parte del circuito comercial de ciudades como Buenos Aires.

La obra es para mayores de 18 años y se presenta en el Balcón de Equipo Teatro (México 1073 c/Tte. Fariña) los Sábados a las 21 hs y Domingos a las 20 hs con entradas a 40.000 Gs. 

La Danza de las Patas Cortas

Sab 21 hs • Dom 20 hs

El Balcón de Equipo Teatro

 (México 1073 c/ Teniente Fariña)

40.000 Gs.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: