Ninfómana Alérgica: Una comedia divertida, irreverente y honesta

Diana Frutos protagoniza este unipersonal coescrito junto a Claudia Espínola, quien dirige el espectáculo bajo la producción de 3 Palos Entertainment.

Ambas actrices y dramaturgas vienen de protagonizar la obra De noche duermen las flores, propuesta experimental bastante diferente a lo que nos tenían acostumbrados. Vuelven ahora a una zona más cercana al género que las hizo conocidas, aunque puede reconocerse una temática común entre el proyecto anterior y el presente: la mujer frente a la sociedad.

Diana Frutos está construyendo carrera no sólo como actriz, sino especialmente en el ámbito de la comedia: reconocida como una de las principales representantes del stand up, la vemos en constante exploración de espacios para crecer… como en este caso: un unipersonal coescrito junto a una de las más importantes comediantes del medio, Claudia Espinola, quien además se encarga de la dirección general.

Ninfómana Alérgica se centra en Ninfa, una mujer de 40 años, quien hace malabares para sobrellevar su vida en todos sus aspectos: sus hijos, el trabajo, el divorcio, su salud; y el tema donde yace el conflicto principal: el sexo. La actividad sexual cumple un rol importante en la vida de esta mujer, con una alergia particular que será interesante de descubrir y una sociedad a la que deberá enfrentarse día a día.

Diana Frutos mantiene un buen y constante timing. Su histrionismo, su facilidad para la comedia física y algunas interacciones con el público logran que uno se mantenga atento y riendo estando (casi) siempre sola en escena. Destacamos sobre todo su versatilidad y facilidad de desdoblarse en diferentes personalidades dentro del personaje, llevándolo incluso a momentos osados como el de dominatrix, en un outfit sumamente sensual y no apto para cardíacos, manteniendo la energía a tope hasta la última escena. 

La obra se permite experimentar y jugar entre la ficción y la realidad a través de un running gag con la participación especial del actor y conductor Dani Willigs, quien se interpreta a sí mismo e interactúa directamente con Diana – la actriz, no el personaje-. Se utilizan también algunos recursos audiovisuales que, si bien suman inicialmente a la propuesta, al ser muy largos pueden bajar la energía del público.

La escenografía de Ronald von Knobloch nos plantea tres espacios centrales, la síntesis de un ascensor y los elementos esenciales para comprender las escenas. El escenario cobra vida gracias a un detalle muy simple: los paneles texturizados en el fondo, matizados entre colores pasteles gracias a la iluminación que complementa los diferentes espacios y momentos, destacado además por el vibrante vestuario de Belén Fretes.

Siendo ambas autoras importantes standuperas, ésto prometía risas… y sin duda la promesa es cumplida, gracias tanto a la actuación de Diana como al libreto, los juegos de palabras, el notable poder de observación y las analogías inteligentes con la firma inconfundible de ambas comediantes. Vale decir que el lenguaje del stand up o del monólogo cómico prevalece en la puesta, por lo que el peso humorístico está puesto más en lo dicho que en las situaciones o acciones, lo que llevaba a segmentos que no hacían que la trama avance pero que lograban carcajadas en el público.

La obra es una comedia irreverente, que apunta hacia la honestidad de un grupo que no se suele representar en los textos nacionales y que busca dejar un mensaje motivador y de empoderamiento, logrando lo más importante en una comedia: hacer reír y divertir al público.

Ninfómana Alérgica ofrece tres últimas funciones en la Alianza Francesa de Asunción los viernes y sábado a las 21:00 hs. y el domingo a las 20.00 hs. con entradas a 70.000 Gs. Los interesados pueden contactar al (0981) 695 710.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: