Soul: Encontrando el propósito de vivir

Disney+ nos entrega lo último de Pixar, la casa generadora de éxitos animados: una propuesta que nos invita a reflexionar sobre nuestro tiempo en la Tierra al ritmo del jazz.

Un músico que ha perdido su pasión por la música es transportado fuera de su cuerpo y debe encontrar el camino de regreso con la ayuda de un alma infantil que aprende sobre sí misma.

La película es dirigida por Pete Docter, director que ha estado involucrado ya en varias producciones del estudio, trabajando en varias de las películas más introspectivas de Pixar Animation Studios, más específicamente siendo director y guionista de los ya clásicos de animación Intensamente y Up. Esta vez, realiza el mismo trabajo junto a Kemp Powers y Mike Jones en guión, bajo la producción ejecutiva de Dana Murray.

Soul es sin duda la película más adulta que ha traído Pixar hasta el momento – aunque se niega a soltar lo infantil, seguramente por más de una razón: tal vez, por un lado, porque es lo que hasta el momento ha posicionado al estudio dentro de la industria aunque deba cargar con los prejuicios que a veces limitan las películas animadas. De igual manera la producción de Pixar, también, siempre ha sido reconocida por no descomplejizar sus temáticas – incluso, el mismo director del filme afirma en uno de los especiales: “Los niños son mucho más inteligentes de lo que les damos crédito”.

Los mejores guiones de Pixar tienen algo en común, y es que explican cuestiones sumamente complejas, existenciales y hasta filosóficas, a través de elementos simples. Se hacen de un universo lo suficientemente imponente como para atraparte pero sin ahondar en detalles secundarios que pueden distraerte de lo que quieren contarte en primer plano, en un envoltorio de divertidos elementos como el humor visual, el cambio de cuerpos, malentendidos y chistes ingeniosos que son incorporados dentro del guión.

Ahondando en la parte más “técnica”, Soul es otro paso de innovación y calidad en cuanto a animación: como en otras películas del mismo estudio, combina “la vida real” con texturas, luces, movimientos y planos de cámara que llevan su propio toque pintoresco pero trabajados para brindar una perspectiva de la realidad. Por otro lado tenemos un mundo fuera de lo que conocemos, puramente imaginativo, donde los animadores nos entregan un espacio creado de cero que combina personajes de múltiples formas, incluso hasta bidimensionales inspirados en los cuadros de Picasso.

También hay que resaltar el trabajo musical de Trent Reznor y Atticus Ross, el cual también se divide en dos partes, por un lado el imponente jazz que desde el inicio estamos abiertos a escuchar, y por otro lado un desarrollo musical etéreo que acompaña al hipotético mundo.

Un planteamiento conocido – un hombre que no ha logrado lo que quiere en la vida, y cuando está por conseguirlo un gran conflicto se interpone, en este caso el conflicto menos solucionable: la muerte. Claramente, hablando de ficción la muerte no es algo imposible de resolver pero sí es todo un desafío, al cual acompaña un gran cuestionamiento en este caso.

Finalmente, haciendo hincapié en la historia general, cuando ésta se ha construido y va directo a convertirse en un cliché, Soul brinda una mirada más existencial sobre el significado del tiempo en el que estamos en la Tierra, tocando diversos temas en el camino como la inseguridad y el valor que le damos a nuestras acciones.

Todos sabemos la habilidad que tiene Pixar de generar éxitos animados y Soul claramente no es la excepción, por lo menos en lo que respecta a la crítica, ya que como toda producción fílmica de este año -y yendo directo a streaming-, su éxito en recaudación aún está por verse. 

La película está disponible en Disney+

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: