Las Viejas del Norte Viento: Misticismo y ataduras en femenino

Las Viejas del Norte Viento, escrita y dirigida por Hugo Robles y protagonizada por un uno de los más fuertes elencos de actrices del año, ofrece tres últimas funciones este fin de semana.

La obra, como ya comentábamos en otro posteo, es una adaptación de los cuentos homónimos del mismo autor, que ahora lo lleva a escena, Hugo Robles, quien los transforma en este texto dramático donde claramente se puede ver su firma, como en obras anteriores como Será Martes, en cuanto a ciertas estructuras y principalmente por el mundo femenino tan llamativo que maneja, donde la interacción, las relaciones y en este caso el encierro, tan bien plasmados, hacen que pueda hasta compararse de alguna manera a una de las más grandes obras de Lorca.

Basándose en leyendas urbanas y la memoria colectiva, cosas que tal vez podrían ser ciertas o no pero que vive en la mente de las personas con el pasar de los años y quedan, Hugo Robles nos introduce a este páramo abandonado con un latir realista e igualmente místico, que se ve plasmado de forma tangible en la misma escenografía, que desde que entras a escena te sorprende visualmente.

La puesta, más allá del texto y la escenografía, tiene probablemente el elenco femenino más fuerte del año con leyendas de la actuación y actrices que han estado muy activas durante esta temporada en las tablas, comenzamos por la indiscutible protagonista de la obra, Margarita Irún que comienza la puesta con un soliloquio en tono de profecía, que nos adentra al universo de la obra explicándonos las situaciones y los personajes que veremos con diversos matices, que va subiendo de tono y se mantiene durante el resto de la obra, creíble, cercana, imponente y sin ninguna recato.

María Elena Sachero, en su actuación especial es impredecible pero con la potencia escénica de siempre, donde su simple presencia cambia el ambiente en la sala y más cuando es desafiada por el personaje de Irún que le hace frente en medio de los cambios de humor de su rol, entre risas irónicas y una solemne seriedad, siendo un símbolo poderosísimo de la obra.

Clotilde Cabral presenta el personaje que más toca la fibra emocional del público, se mantiene elegante, resignada e ida, y con una desdicha tan real que se revela en su momento. Amada Gómez, la voz de la sensatez y la decisión dentro de la obra que impulsa el conflicto antes y después de que viene el Viento Ñaró, que simplemente es mi símbolo favorito de la obra.

Rossana Bellassai con un fuerte sex appeal y un toque que hasta podría decirse maligno, reflejado en las facciones de su rostro, y especialmente en sus profundas miradas va subiendo la tensión de las escenas especialmente cuando comparte el escenario con Ángeles González, a quien hasta el momento no había visto actuar y que no se queda atrás al lado de tan grandes actrices, destacándose por su gran uso del lenguaje corporal.

Las Viejas del Norte, es de esas puestas que te hacen querer ir mil veces al teatro a escuchar cada palabra, ver cada gesto y analizar una y otra vez cada símbolo para poder saborear los detalles y ver la magnitud de estos personajes interpretados por actrices del mayor calibre.

Las funciones de Las Viejas del Norte Viento, finalizan este fin de semana en La Alianza Francesa (Mcal. Estigarribia 1039 casi Brasil) los viernes y sábados a las 21:00 y los domingos a las 20:00. El costo de las entradas en la boletería del teatro es de G. 80.000.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: