Sombras de Zoilo: Un grato inicio del Ciclo de Teatro Nacional

Como apertura de la segunda edición, el Ciclo de Teatro Nacional nos trae a escena esta obra que deriva de Sandía Yvyguy de Julio Correa, adaptada y dirigida por Meche Rivas.

En paraguay tenemos guardadas unas pequeñas monedas de oro en empolvados libreros, y no es hasta que a uno u otro director se le ocurre de pronto mover la estantería, que tenemos la chance de encontrar tesoros dignos de ver. El ciclo de Teatro Nacional está moviendo esos libreros y una de esas moneditas es Sombras de Zoilo.

Este año el Ciclo de Teatro Nacional ingresa a realzar un nuevo espacio cultural, el “Estero Bellaco”, una ex Fábrica textil que mantiene sus maquinarias e infraestructura casi intactas, lo cual otorga un aire de misterio, historia, toque industrial además de una experiencia diferente en los varios y amplios espacios que el mismo ofrece. 

Enfocándonos en la obra y específicamente en las actuaciones, primeramente hablaremos del papel de Juan interpretado por Juan Reyes, que si bien empezó de manera óptima con los sopetones que nos dan una introducción a la historia de su personaje y su experiencias anteriores, en un momento muy específico careció de la potencia necesaria en su interpretación para detallar urgencia en escena.

Julio Petrovich, actor en el rol de Zoilo cuya interpretación al principio nos pareció un tanto superficial y cuestionable, finalmente convence conforme transcurre la obra al conocer el trasfondo del personaje, sombra de buenos hombres.

Majo Cabrera en el rol de Dominga, una joven muchacha de campo sometida al hostigamiento por parte de Zoilo enfrentada al amor que siente por Juan, regalándonos una hermosa interpretación orgánica que disfrutamos apreciar y acompañar a lo largo de la historia, considerando que es un “rostro nuevo” en escena, fue una elección sumamente correcta para el papel y esperamos volver a verla pronto en una futura puesta. 

Olga Vallejos, interpretando a Ña Antoní, y que manera de explotar a un personaje, utilizando su muy buen dominio de guaraní, voz y esa picardía paraguaya de las vecinas chismosas además del humor que puede contener este arquetipo perfectamente logrado por Vallejos que entretiene y roba protagonismo en cada momento que se encuentre en escena .

Ronald Maluff como Kichilo, quien nos muestra como un personaje pequeño puede ser sumamente memorable, cambiando completamente su corporalidad natural y voz, brindándole características caricaturescas pero aun asi reconocibles a su personaje que en todo momento se encontró construyendo acciones a contra escena, no importa en qué momento de la obra lo observes estará realizando algo que roba la atención y cariño de la audiencia. 

La obra toca el tema del patriotismo y de ese tan anticuado “honor militar”, que todavía se ve presente en la actualidad, con el debate de la SMO y otros temas relacionados, dándose también el tiempo de interpelar sobre quienes son los que que batallan la guerra y quienes se benefician finalmente de la misma.

Pablo Fuster, quien interpreta dos personaje, con dos construcciones diferentes y ambas efectivas, un viejo sinvergüenza que en sus breves minutos de escena intenta robar lo que puede y “la sombra”, a la cual impregna de una malévola presencia dando un giro a la estructura narrativa de la historia. 

“Don Tiku” destaca principalmente por dos cosas, la del amor solemne que emana en su relación con Juan y por otro lado, el ímpetu de su personaje en el enfrentamiento con Zoilo, y su entrada en los minutos finales de la obra, ambos momentos que llenan de tensión la sala con el aplomo de su interpretación en escena. 

Cerramos este post destacando el trabajo de Meche Rivas, quien logra dirigir este drama con gran ritmo, cuidando no solo los diferentes momentos de la obra sino también la estética general explotando el espacio, logra un escenario sumamente convincente, cuidando hasta el último detalle como un gajo de banana colgado en el portal de entrada de la casa. 

La obra se presenta en dos últimas funciones este Sábado a las 21 hs y Domingo a las 20 hs en Estero Bellaco (al costado del Hospital Militar) con entradas a 40.000 Gs. y 2 x 60.000 Gs. 

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: