El proceso de construir la obra “3 a la tarde”

Tras haber asistido como espectadores de la comedia escrita por Nati Lamiga y dirigida por Vivi Amaral, quisimos poder conversar con ellas para que nos comenten lo que fue llegar al estreno de esta obra que se extiende hasta el domingo 9 de julio, esto es lo que nos contaron:


¿Cuál fue el punto de inspiración para escribir la historia?

NATI: Me inspira contar esa otra parte de la historia que casi no se habla, la crisis de los 30 y más arriba. No tenés un hijo por lo que no estás completa, y si encima no te casaste, peor. No importa que te hayas realizado personalmente en otros aspectos. Comúnmente ese acoso viene más de algunas congéneres: “Tenés que casarte, tener un hijo, después te podés divorciar… Para cumplir nomás”, como dice uno de los personajes (Marifer).

VIVI: La inquietud que genera esa porción de la sociedad que supera los 30 y tantos y no han cumplido con la estructura establecida. En especial para las mujeres, que tantos ámbitos de la sociedad han conquistado pero aún así son juzgadas por haber postergado el matrimonio y la maternidad. Pasando los 30 es como si debiéramos conformarnos con cualquier ser humano a nuestro lado por satisfacer las exigencias sociales o por miedo a estar solos. Como si invertir en nosotros mismos y aprender a disfrutar del tiempo con uno mismo estuviese mal o fuese en extremo egoísta buscar la felicidad desde uno mismo.


¿Estos 3 personajes están inspirados en alguien o salieron nada más de la creatividad?

NATI: Todo surge de algo o alguien, los personajes representan las voces de muchas personas o el modo de vida de ellas. Vivi tenía la idea original desde hace años, un día leyó una obra mía “Como siempre” que había salido seleccionada para Teatro Mbyky, y me dijo: “Vos sos la persona que va a escribir la obra que quiero hacer”, y me habló de su idea. Desde ahí nos volvimos casi simbiosis. Largas tardes de café en la casa de Roberto o en la de Vivi, recopilando historias, analizando, y corroborando si lo que queríamos contar o transmitir era acertado.

VIVI: Trabajando con los actores desde la caracterización del personaje de adentro hacia afuera. Desde los sentimientos, pensamientos y la historia de cada uno, hasta la manera en que se ven exteriormente y reaccionan dentro de las situaciones que plantea la obra. Durante todo el proceso de ensayos, analizamos cada personaje, el texto y todas las situaciones hasta llegar a comprender el por qué de cada uno y de la historia en sí.


¿Qué fue lo más desafiante en el proceso de escribir la obra?

NATI: no de los desafíos era no entrar en historias rosadas; entonces, fuimos viendo y viviendo cada palabra, cada acción. Cuidar de no caer en el extremismo: no todas las casadas son infieles, o fieles y sumisas, ni todos los hombres son mal intencionados, ni todas las solteras están desesperadas por conseguir pareja, si no que esa otra parte, la de las circunstancias dadas, la espontaneidad y la humanidad que hay en cada uno con sus defectos, virtudes y decisiones, el simplemente SER.


¿Algún consejo para los escritores y directores que están empezando o que quieran animarse a presentar una obra?

NATI: Bueno, como autora de la obra, no sé qué consejo dar, hasta ahora me involucré con cinco obras y creo que también para mí esto es el comienzo, es la primera obra larga. Lo que puedo decir es que todo lo vivido sirve, no solamente lo que te pasa a vos, sino que también a los que nos rodean, aprender a escuchar y sentir empatía es un elemento importantísimo para escribir, porque es necesario ponerse en la piel del otro, y entender no sólo lo que te cuenta, sino el mensaje que te deja. No quiero terminar esta entrevista sin antes mencionarle a uno de mis maestros de dramaturgia: Agustín Núñez, sus enseñanzas se instalaron en mí.

VIVI: También estoy empezando, y si tuviera que dar algún consejo, no sabría qué decir exactamente. Pero puedo citar las palabras de un director de actores (Miguel Gómez) con quien trabajé unos años y de quien aprendí mucho. El decía que cuando uno dirige una obra es porque quiere contar una historia, un anhelo que llevamos dentro, alguna inquietud que queremos comunicar al resto del mundo, a veces sin contar con todas las herramientas para hacerlo, teniendo como único medio los actores y un escenario.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: