El Supremo Manuscrito: Un decepcionante thriller nacional

La película dirigida por Jorge Díaz de Bedoya (Luna de cigarras) y Michael Kovich Jr. (Opus VR) basada en el cuento de Javier Viveros “El manuscrito en el bajo” estrenó la semana pasada.

La trama del film se centra en el importante y valioso manuscrito original de la novela de Augusto Roa Bastos “Yo el Supremo”, el cual será subastado ante un selecto grupo. Todo transcurre de manera normal en la subasta hasta que se descubre que el manuscrito desaparece misteriosamente, aquí es donde comienza toda una travesía por encontrar el manuscrito o el de contar una historia a través de innecesarias sub-tramas que nunca obtendrán respuesta. 

La verdad no sé qué decir. Me siento muy decepcionado de esta película, toda la algarabía y la emoción que tenía por los trailers era demasiada para que ambos directores presenten una película muy confusa y que carece de buenas actuaciones. Bien dicen que no se debe juzgar a una película por su tráiler.

Confié ciegamente en el trabajo del joven director, Michael Kovich Jr. y pude constatar que Jorge Bedoya volvió a repetir la fórmula así como lo hizo en <Luna de Cigarras>, convirtiéndola en una cinta que lejos de ser una muy buena película, termina siendo muy aburrida. Esto te hace pensar que en Paraguay muchos directores hacen cine por simple hecho de “hacer”, en vez de verse capaces de contar una buena historia digna de un reconocimiento y que conecte con el público. 

La dirección actoral es fundamental en un filme. Punto. A diferencia de otras películas nacionales que se estrenaron este año, El Supremo Manuscrito prometía nuevos talentos emergentes del cine nacional, incluso con titulares donde hablan de becas a su actriz principal, la joven Sandra Guillén quien interpreta a Ana Morel, la hija del Embajador paraguayo en Francia. Con Sandra tengo sentimientos encontrados, por un momento en verdad creo que dio una buena interpretación pero por el otro siento que solo fue el rostro bonito del film, que lejos de darnos una buena construcción de personaje, brindó algo muy simple y carente de evolución. 

Abadie, por su parte, siento que no demostró toda su capacidad actoral interpretando a Anton Remianiuk, dueño del manuscrito en cuestión. Necesitaba ver más de Fernando Abadie, el actor paraguayo que vive en Londres y que actuó con Tom Cruise en Misión Imposible. Bueno. Tal vez en este punto ya nada podría disgustarme, hasta que me encuentro con la fiscal Amalia y la paupérrima actuación de la actriz Claudia Scavone. Andrea Quattrochi quien interpreta a una intrépida asistente fiscal, es quizás, tal vez lo rescatable del film junto con el chileno Eduardo Burlé, quien realiza una muy buena interpretación.

El desarrollo de la trama se da para la confusión, ambos directores recurren a montajes que no tienen sentido ni razón de ser. Cortes demasiados confusos para la trama que en verdad te deja en un “¿y eso?” constante. Escenas que no se llegaron a desarrollar y el uso excesivo de primeros planos reemplazando a cualquier otro en situaciones mal actuadas y poco importantes.

Esta película, como bien mencionó Michael Kovich Jr. en una entrevista que realizamos con Smash, no pretende hacer un homenaje, sino memoria, a todo lo que sufrió Roa Bastos durante la dictadura de Stroessner, lo cual me parece muy raro ya que Roa tiene muy poca incidencia dentro de la historia más allá de haber escrito el manuscrito.

Claro está que “El Supremo Manuscrito” es una mala película con personajes confusos y unidimensionales, carente de buenas actuaciones, y con una dirección novata. 

Si te causo curiosidad esta reseña te invito a que vayas a ver la película y sacar tus propias conclusiones, puesto que el film continúa en cartelera en las mejores salas de cine de nuestro país. 

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: