Las Madres de Lorca: la oscuridad del amor a los hijos

“Las Madres de Lorca” sigue una semana más en la Sala Baudillo Alió del Teatro Municipal. Fuimos a ver a la obra y te contamos como la vivimos.

Siendo honestos, si bien conocemos a Federico García Lorca, su importancia en la literatura universal y por lo menos la base de sus historias más iconicas como Bodas de Sangre y la famosísima Casa de Bernarda Alba. Nunca vimos la versión completa de sus obras por de pronto ese “miedo” miedo que en muchos se genera pensando si sería algo fácil de entender y comprender la obra por completo, pero tras pasar por esta experiencia en escena, podemos decir que aunque no seas un experto en sus obras la puesta tiene su propia escénica y brillo que te invita a perderte dentro de estos enormes personajes interpretados por excelentes actores.

Las madres que plantean las obras de Lorca y que en esta ocasión comparten escena, son mujeres de un carácter muy marcado y con una fuerza matriarcal pocas veces retratada a menos que sea en una villana, y aún así viven condenadas por el status de mujer en sus diferentes épocas. Mostrando por un lado el amor de estas por sus hijos, el orgullo, la esperanza y el cómo estas emociones pueden ser sacadas de contexto, llevadas a un lugar más oscuro, cuando el orgullo se transforma en exigencia, la esperanza en desesperación y lo tóxicamente amargo que puede llegar a ser el amor.

La puesta es simple pero hermosa, con un trabajo de luces muy bien pensado que destaca no sólo la intimidad que te da la sala, sino también el trabajo del diseño de los vestuarios en composición con los muebles y el uso de elementos por cada uno de los actores, cuya visualización estuvo a cargo de Rolando Rasmusen.

Cada uno de los actores representa a su madre desde una dura angustia, desde la amargura y la arrogancia de Bernarda interpretada por Ada Martínez, la histérica y apasionada madre de Bodas de Sangre interpretada por Rochi Fernández y por ultimo la ferviente y esperanzada Yerma interpretada por Silvio Rodas que es quien a nuestro parecer mas impacto le da a cada escena, con el sutil brillo en los ojos causado por el deseo de Yerma hasta sus estrepitosos arranques de ira.

La propuesta de Roberto Cardozo de traer a estos tres grandes personajes a escena juntas, ponerlas frente a frente pero de manera no completamente explícita, en ese limbo donde te preguntas si realmente interactúan entre ellas o si sólo es una coincidencia la reacción de cada una, tiene un resultado sorprendente logrando que te concentras más en cada sentimiento del personaje más que solo en las acciones en la escena como a lo que estamos acostumbrados convencionalmente.

Tenes una última función, hoy a las 20 hs. para poder disfrutar de esta fuerte propuesta de la que saldrás principalmente buscando conocer un poco más de Lorca y consumir más de sus obras.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: