Palma: El destello de un capítulo olvidado

Si bien, varias obras han subido al escenario en este 2019, el estreno de la obra estudiantil del Arlequín es como que por costumbre oficializa realmente el inicio de la temporada teatral anual, esta vez presentando nada menos que un musical en el que nos cuenta los hechos más resaltantes en del siglo XX en nuestro país.

Por alguna razón, por lo menos hasta mi última clase de historia en la facultad, el siglo XX es un episodio olvidado del Paraguay, principalmente al ser una época que inicia con mucha inestabilidad económica e incluso terminando con la dictadura sobre la que muchos se niegan aún a hablar hasta hoy.

La obra toma como eje la calle más emblemática de Asunción, y destaca en su título los dos extremos de su desarrollo: El antiguo Petit Boulevard y el Lido Bar, que a inicios del siglo estaba pavimentada con tacos de madera en donde se concentraba toda la actividad comercial, social y cultural de la ciudad.

“Palma: Del Petit Boulevard al Lido Bar”, es sin duda una pintoresca puesta que nos va relatando estos momentos que viven escondidos en breves menciones dentro de los libros de historia.

A través de actuaciones y divertidos números musicales, la obra nos permite desempolvar esos momentos e imaginarnos cómo reaccionó la población a los diferentes fenómenos sociales, siendo los actores quienes representan directamente al pueblo, niños y adultos, trabajadores y ricos que van atravesando por las diferentes situaciones.

Como ya mencionamos, esta obra va dirigida a estudiantes principalmente, por lo cual, maneja una gran cantidad de datos que van siendo narrados, brindando contexto al público acerca de los números que se van presentando con la música original de Jorge Garbett, la nueva producción de Sergio Cuquejo para esta nueva versión, con la dinámica coreografía de Bettina Taborda.

Algo sin duda muy destacable de la obra es el vestuario, los años van pasando y la moda va teniendo variaciones también, pudiendo ser completamente distinguible en escena, y es ahí donde se da una divertida interacción entre los vestidos, la letra, lo que dice acerca de cada momento en particular y la alegoría que se genera por ese motivo.

En cuanto a la actuación, si bien se puede notar fácilmente algunas facilidades o no de algunos actores para la danza, existe una cómica interacción entre los miembros del elenco y actuaciones muy destacadas como la de Patricia Reyna, cada vez que sale con su imponente presencia escénica, también Juan Carlos Cañete en su papel de Monseñor Juan Sinforiano Bogarín, en una escena calma y solemne.

Además, no podemos dejar de destacar uno de los momentos más hermosos de la obra, una escena especial, donde vemos a tres estudiantes narrando el inicio de una protesta que termina con un final emocionalmente impactante que toca muy de cerca, tal vez por el activismo estudiantil que sigue tomando fuerza hoy en día.

Por último, continuando con lo que mencionamos al principio de la reseña, nos parece bastante acertado dejar de omitir cosas incómodas o tal vez poco populares, y empezar a buscar nuevas maneras de contarlas, tal como está, ya que esos momentos, populares o no, son igualmente importantes para entender los giros y vueltas del camino que nos trajo hasta el día de hoy.

Palma termina sus funciones al público el domingo 24 de marzo a las 20 hs. con entradas a 100.000 Gs. , pero será presentada como parte de estudiante al teatro realizando funciones para colegios, y ojalá puedan abrir algunas funciones de vuelta, al público en general en algún momento del año.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: