Pequeñas Infidelidades: Desempolvando mentiras de un viejo amor

La nueva propuesta del Arlequín Teatro nos presenta en escenario a Héctor Silva y Alejandra Ardissone en un drama de Mario Diament bajo la dirección de José Luis Ardissone.

Luces de profundidad y oscuras es lo que el espectador encuentra ingresando la sala, aguardando el inicio de la obra, en nuestro caso asistiendo al estreno, la cual si bien comenzó un poco fría y distante, fue ganando claramente la atención y los sentimientos del público, que en sus asientos opinaba o incluso intentaba vaticinar el siguiente paso de la conversación, algo que pocas veces vemos en obras que no sean de comedia.

Hector Silva nos regala una interpretación con una organicidad hermosa de contemplar en cada una de sus palabras y movimientos, inicia la obra con una actitud agraciada que varía conforme transcurre la historia hasta que el mismo personaje se ve desecho corporalmente al final, mostrando un bello desarrollo en escena, un cambio rotundo y sumamente creíble, que aflora en el público .

Alejandra Ardissone arrancó con una cierta distancia en cuanto a sus palabras, pero luego fue cobrando vida y realidad conforme iban creciendo las emociones dentro suyo con las respuestas de su compañero, con un tire y afloje en el que juntos van cruzando una montaña rusa de emociones que varía de momento a momento.

Una obra que plantea las relaciones en sus varias formas, de los círculos, de las cosas inconclusas, los permisos y verdades tácitas. Diament nos hace viajar a  través de su rico manejo de los diálogos a través de la vida y la relación de estos dos personajes, una mirada en las entrañas del matrimonio, la relación de dos individuos y las telarañas hiladas por las circunstancias, los sentimientos y las oportunidades.

Una escenografía muy bien pensada y planteada a través de paneles translúcidos, que lanzan a los protagonistas a trabajar con el frente del escenario y el proscenio, en un departamento vacío en medio de una remodelación, marcados por un marco y una escalera plegable, como punto final se ve un solo ventanal que cumple hacia el final con una función dramática y estética, que no existe a parte sino que funciona como pieza de relojería, junto a la interpretación y el increchendo del drama, todo orquestado por José Luis Ardissone.

 

Una obra verdaderamente atrapante, íntima e intensa que te mantiene expectante con solo dos grandes actores haciendo un muy buen trabajo en escena.

La obra continúa los Sábados a las 21 hs y Domingo a las 20 hs en el Arlequín Teatro con entradas en la RED UTS. Con la compra de una entrada, la casa invita además un trago y existen promociones de 2×1.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: