5 Horas con Mario: ¿Qué tan alejados estamos de los sesenta?

La ganadora del Edda a Mejor Actriz, Carmen Briano, bajo la dirección de Marcela Gilabert, fueron oficialmente las primeras en volver a las tablas con la reposición de la obra escrita por Miguel Delibes.

Las preocupaciones económicas, religiosas, políticas, sexuales y morales de la España de los ’60 se reflejan con el humor irónico característico de Delibes en el monólogo/diálogo de una mujer frente al cadáver de su marido al que terminará confesando una culpa con la que no puede vivir.

La obra de Miguel Delibes, fue inicialmente una novela, bajo el mismo nombre, publicada en 1966. En 1979 estrenó en Madrid la versión teatral con la actriz Lola Herrera que a los 85 años sigue haciendo la obra en España. La obra se estrenó en nuestro país originalmente en el 2012 como parte del Festival Hispano Paraguayo de Teatro del Centro Cultural de España Juan de Salazar, realizando luego un gira por Montevideo, Santo Domingo, Guatemala y Antigua.

Marcela Gilabert, nos introduce al universo de la pieza a través de un audio, donde intervienen diferentes voces de personajes que nunca veremos en escena pero que de forma tácita tienen gran peso dentro de la trama. 

La puesta trabaja con pocos elementos en escena, con la austeridad del mismo Mario que yace en el cajón imaginario en el centro, resuelto sutil y elegantemente gracias a una plataforma de madera, rodeada de muebles, todos teñidos y tapizados de color lila, ya sea por el sufrimiento de la muerte o bien por el deseo de ser realeza de la protagonista. Una máquina de escribir, que te da una pista de la labor del difunto y sillas en posición de velorio, que establecen la situación.Carmen Briano que por su trayectoria, por lo menos más reciente, no es para nada extraña a los unipersonales ni las obras donde la importancia yace en el texto. Sola en el escenario, la actriz mantiene la energía en el cajón imaginario del centro, haciendo presente a Mario ante el público, en un monólogo que toma gran velocidad al inicio (que tiene sentido porque la obra es un poco más larga de lo que el público paraguayo está acostumbrado).Una mujer con fuertes opiniones acerca de su marido y su actuar, un literario claramente progresista. 

El autor, a través de pequeños detalles y dichos aparentemente sin gran importancia, nos revela un personaje de posiciones sumamente clasistas, racistas, homofóbicas, machistas, etc., disfrazadas de una visión privilegiada, conservadora, religiosa y de buenas costumbres, acerca del mundo, para mostrarnos finalmente como se ve atrapada dentro de la misma.

Carmen Briano, concibe con gran armonía entre actriz y personaje desde lo elegante, sutil y sarcástico, que transita entre la reflexión y la comedia, intensificando la energía del lenguaje teatral de forma fluida, construyendo movimiento en un espacio limitado, a través de su gestualidad con las manos.

Una decisión que nos llamó la atención fue la del lenguaje que contrasta entre el acento argentino de las voces del audio inicial, entre ellas una voz paraguaya, el mismo acento de la actriz y el uso del “Tú”, que puede llegar a generar cierta confusión. Aunque hay que decir que Briano maneja esta imposición del lenguaje con una destacable comodidad, que se aprecia en las completamente orgánicas conjugaciones.

La importancia de la obra yace en que la misma es una radiografía de la época en la que fue escrita, permitiendo cuestionarnos acerca de qué tanto ha cambiado España o el mundo hispano, desde los 60 y especialmente notar lo que aún debemos trabajar por cambiar.

La última función se realiza este sábado 7 de noviembre 20:30 en la Sala Moliere de la Alianza Francesa con entradas 80.000 Gs., con aforo limitado, y 2×1 para socios del Centro Paraguayo de Teatro (CEPATE). Reservas al 0961 335191.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

A %d blogueros les gusta esto: